Pyripoly

Este invierno estuve en casa de mis padres buscando el viejo Monopoly, pero los años lo habían volatilizado, desaparecido sin dejar rastro.

Queríamos tener un juego más para esas tardes de mal tiempo, por eso, fue una pena no encontrarlo. Después surgió la inspiración y... 

Siguiendo la máxima "en internet está todo", encontré el tablero, el número de fichas, las instrucciones, los billetes y el valor de las calles.

No pude encontrar el contenido de las tarjetas de "Caja de comunidad" y "Suerte", pero una llamada a un amigo y esa misma tarde tenía unas fotos con todos los textos.

 

Ahora solo quedaba mutarlo todo, darle tres vueltas de tuerca y transformar el clásico Monopoly en, El Pyripoly.

 El objetivo del juego es conquistar el mayor número de cimas del Pirineo, en vez de comprar calles, casas y hoteles. Vas haciendo campamentos y refugios, compartiendo comida con el resto de jugadores y con un poco de suerte, podrás pasar a la historia como la persona que más ha escalado en Pirineos.


Vaya, que es similar al original, solo que cambiando de contexto el juego. Así es más divertido y no tiene ese trasfondo de capitalismo brutal que tan poco me gusta del Monopoly.

Se sale de Noáin, un pueblo al lado de Pamplona donde solemos quedar cuando vamos al monte.

 

La conquista comienza en el Saioa y acaba en el Aneto, ya que es la zona más cercana a mi casa, y es la que más suelo visitar.

 

Las estaciones, son de esquí.

Las compañías de luz y agua, son refugios.

En vez de cárcel, está el habitual control de policía en los alrededores de Jaca. Y el "parking gratuito" es un porche de iglesia, que representa ese sinfín de lugares curiosos donde sueles pasar la noche cuando vas a las montañas.

 

En el Monopoly también hay dos casillas de impuestos. En el Pyripoly, una de ellas es el gasto en federarse y si caes en la otra, es que has sido negligente y te toca pagar el rescate.

Por último están las casillas de "Suerte" y "Caja de Comunidad", cuando caes en ellas robas una tarjeta y su contenido puede beneficiarte o también perjudicarte.

Pensando que variables solía encontrar a la hora de conquistar el Pirineo, llegue a la conclusión de que las más importantes eran, la predicción del tiempo y la disponibilidad de l@s amig@s.

Por ello surgieron las casillas de "Meteo" y "Correo electrónico".

Este fue el momento más divertido del proceso, transformar las aburridas tarjetas del Monopoly para darles temática montañera. Incluso personalice varias de ellas, con anécdotas de nuestras aventuras.

Aquí podéis ver las cartas de monte, que realmente son los mapas de la zona. Si tienes el mapa de una montaña quiere decir que estas intentando escalarla, por lo que si algún otro jugador pasa por ahí, se encontrará contigo y tendrá que compartir su comida. Cuantas más comodidades le ofrezcas, más obligado se sentirá de compensarte, por lo que más comida te dará.

Y estos son los billetes, la representación en papel de la comida necesaria para atacar una cumbre.

La unidad de medida es la "barrita", pero cada color tiene un valor distinto de barritas y representan distintos alimentos.

Por último os voy a mostrar las fichas del juego y como queda recogido.

Espero que os haya gustado, ¿cuando jugamos?

Las fichas representan montañas del Pirineo ¿Reconoces alguna?
Las fichas representan montañas del Pirineo ¿Reconoces alguna?
Saioa, Llana del Bozo, Midi d'ossau y Palas.
Saioa, Llana del Bozo, Midi d'ossau y Palas.


Escribir comentario

Comentarios: 0